Residencias para mayores: Altas expectativas

07/10/2016

La esperanza de vida ha aumentado enormemente, por lo que muchas personas dependerán del cuidado de otras durante mucho más tiempo.

Las buenas noticias primero: La esperanza de vida ha aumentado drásticamente, ya que en el siglo pasado se duplicó pasando de una media de 40 años a 80. Sin embargo, las probabilidades de que experimentemos un mayor periodo de nuestra senectud dependiendo del cuidado de otras personas también han aumentado. A muchos de nosotros no nos quedará más remedio que mudarnos a una residencia para mayores en algún momento. La demanda de residencias está cambiando tanto la oferta, como las oportunidades de inversión. ¿Cuáles son las tendencias en el sector asistencial para residentes e inversores?

Cada residente requiere y espera un tipo de asistencia individualizada, lo que influye en los criterios para las residencias modernas. Los pisos tutelados y viviendas de protección oficial, que ofrecen un alojamiento independiente y sin barreras, son muy populares. Las residencias asistidas, en las que se ofrece una mayor atención, también tienen mucha demanda, así como los geriátricos, que ofrecen el apoyo adicional de personal de enfermería cualificado. Muchos centros ofrecen una combinación de estos servicios e instalaciones, lo que pone de manifiesto una clara tendencia a un sistema integral en el que los servicios residenciales y ambulatorios estén conectados. 

Profesional y agradable, seguro y fiable

«Las residencias para mayores son responsables de las personas más vulnerables de nuestra sociedad, por lo que es fundamental que estén gestionadas por propietarios o entidades profesionales».
Jan-Hendrik Jessen, Head of Fund Management Operated Properties enPATRIZIA Immobilien AG

Sea cual sea la opción elegida, los residentes y sus familias esperan, como es lógico, una atención de alta calidad y un entorno agradable en el que vivir. Por lo tanto, el criterio más importante es que el centro cuente con personal cualificado y esté gestionado por profesionales.. 

«Las residencias para mayores son responsables de las personas más vulnerables de nuestra sociedad», afirma Jan-Hendrik Jessen, Head of Fund Management Operated Properties en PATRIZIA Immobilien AG. «Por lo tanto, es fundamental que estén gestionadas por propietarios o entidades profesionales». 

Así pues, la continuidad de la atención es clave, además de un ambiente seguro y fiable que ofrezca un entorno cómodo y acogedor. Todo el mundo debería sentirse en su residencia como en casa. 

La inversión de PATRIZIA en residencias para mayores certifica que se cumplen todos estos criterios. Uno de estos centros se encuentra en Brandenburg an der Havel, cerca de Berlín, y ofrece 128 camas y servicios especializados adicionales para pacientes con demencia. Otro de ellos se encuentra en Ludwigshafen, a orillas del Rin, cerca de Mannheim. Esta residencia cuenta con 135 camas, además de una unidad especial para pacientes con demencia en un entorno habilitado para ellos que además ofrece facilidades para aquellos pacientes con problemas visuales, auditivos y de movilidad. 

En Heppenheim, una zona cercana al distrito financiero de Fráncfort con una necesidad cada vez mayor de este tipo de alojamiento, PATRIZIA ha identificado un centro que ofrece una combinación de servicios de atención residenciales y viviendas de protección oficial, además de locales comerciales integrados. Esto hace que el inmueble represente una excelente oportunidad de inversión. Ha sido incorporado al fondo inmobiliario “PATRIZIA Pflege Invest Deutschland I” junto con las residencias de Brandenburgo y Ludwigshafen.

Finalmente, las tres residencias están arrendadas a largo plazo a operadores consolidados de gran reputación en el sector. 

Las residencias de atención profesional permitirán que más personas puedan disfrutar de un estilo de vida más independiente en su senectud. Los mayores merecen tener el poder de escoger cómo vivir su jubilación, y poder elegir en qué tipo de lugar quieren residir es una parte fundamental de esta decisión. Los inversores institucionales solo pueden ganar, ya que expertos consolidados han apostado por invertir en activos inmobiliarios de cuidado residencial.