La digitalización y las ciudades inteligentes

13/02/2017

La digitalización afecta globalmente a nuestra existencia, incluso a nuestro hogar y estilo de vida. Incluso aunque así lo deseáramos, sería imposible ignorar la influencia general de la digitalización.

Vivimos en una era digital pero, ¿qué significa realmente para nuestras vidas, o para los edificios y las ciudades que habitamos?

Conforme la tecnología brinda un abanico de posibilidades, el status quo de los modelos tradicionales de negocio y sus estructuras se ve alterado. Existen tres factores digitales de espectro global que prueban hasta dónde llega la influencia de la transformación digital en el sector industrial tradicional.

  • Los medios de comunicación
    Facebook es la mayor plataforma de noticias. Aún así, no contrata periodistas.
  • El transporte
    Uber es la red más importante de taxis, pero carece de taxistas.
  • Los negocios minoristas
    Amazon Echo ofrece una plataforma minorista personalizada para los clientes, pero no aporta una retroalimentación

Los tres prometen una entrega efectiva y una experiencia para el cliente eficaz y cómoda gracias a la transformación digital.

Un mundo de nuevas tecnologías y nuevos términos

“Las mismas innovaciones digitales tras Facebook, Uber y Amazon transformarán las ciudades y los hogares del futuro.” 
Erik Beets, director del grupo de gestión de activos en PATRIZIA Immobilien AG

«Las mismas innovaciones digitales tras Facebook, Uber y Amazon transformarán las ciudades y los hogares del futuro», afirma Erik Beets, director del grupo de gestión de activos en PATRIZIA Immobilien AG. «Cambiarán nuestro mundo».

Se trata de un nuevo mundo en el que las abreviaturas y neologismos definen nuestro vocabulario. La inteligencia artificial aporta aprendizaje automático, recursos y programas con algoritmos sofisticados que se autoprograman para mejorar su funcionalidad y procesos. Tales desarrollos controlan el envío de noticias de Facebook, la disponibilidad y precios de los taxis de Uber, y las respuestas de voz de Amazon Echo.
 
Nuestro nuevo universo se verá afectado por el llamado «internet de los objetos», en alusión a la digitalización general de los electrodomésticos, lo cual generará actualizaciones en tiempo real y acceso a todo tipo de información y tecnologías. Combinado con los macrodatos, que necesitan la informática de nube para recoger, procesar y analizar las enormes cantidades de información amasadas por internet y la inteligencia artificial, nuestro nuevo mundo promete ser mejor.

Este tipo de digitalización ha originado nuevas áreas dentro del mundo industrial tradicional que ahora requieren nuevos términos, como «fintech» (tecnologías de finanzas y seguros), «biotech» y «medtech» (tecnologías médicas), asó como «edtech» (tecnologías de la educación). ¿Aparecerá también el té

Las ciudades inteligentes: los macrodatos combinados con la digitalización de lo cotidiano


Tanto el «internet de los objetos» como los macrodatos ofrecen un universo de posibilidades para la infraestructura  civil y del hogar. Una conexión de los semáforos a internet, por poner un ejemplo, permitirá el análisis de datos a gran escala, lo cual ayudará a los diseñadores de estructuras a crear mejores sistemas de transporte y aliviar así los atascos en nuestras ciudades. Los sensores conectados a la red de los coches (eléctricos y totalmente automáticos) podrán comunicarse con dichos sistemas para controlar el flujo de tráfico en tiempo real.

No solo las carreteras podrán beneficiarse de esta tecnología. La digitalización puede gestionar los desechos, el suministro de energía así como su consumo, lo que reducirá las emisiones de carbono. Debido a que la mayor parte de la población europea será urbana, estamos ante la clave de la urbanización sostenible. Las ciudades podrán usar sus recursos de manera más eficaz y así volverse lugares perfectos para disfrutar de la vida.

En cuanto a nuestros hogares, la misma tecnología podría cambiar su aspecto. Así como la digitalización altera nuestra cotidianeidad, también influye en el diseño y la funcionalidad de las casas. Y mucho. Tendremos acceso a una tecnología que no solo mejorará el consumo energético, sino que también los materiales de construcción serán inteligentes y podremos optar por diseños totalmente individualizados. Puede que algunos cambios sean tan solo modas pasajeras, pero aún así cambiarán por completo nuestras vidas. 

 

Miedos ante la amenaza digital

“La digitalización simplemente facilitará y optimizará nuestros objetivos”
Erik Beets, director del grupo de gestión de activos en PATRIZIA Immobilien AG

Junto a todos estos desarrollos positivos, la digitalización también ha originado nuevos miedos, en especial relacionados con el crimen y la privacidad. Ya ha permitido que muchos aspectos de nuestra vida privada se vean amenazados por los piratas informáticos. Si se utiliza la tecnología con todo su potencial, las empresas de recogidad de datos descubrirán nuestros detalles más íntimos y los hackers podrán tener acceso directo a nuestros hogares por medio de internet, por lo que se necesitarán medidas de seguridad y de encriptado para salvaguardar nuestras vidas de las amenazas virtuales y reales.

Por lo tanto, la ciberseguridad es una prioridad para todos los sectores, tanto empresariales como personales. Los datos personales han de protegerse del cibercrimen. Estamos ante un problema tan real que ya podemos atestiguar los primeros casos de pirateo de equipamientos inteligentes por todo el mundo gracias a los ataques por denegación de servicios. Las empresas necesitarán encontrar métodos de defensa fiables frente a tales ataques. En definitiva, probablemente se llegará a algún tipo de equilibrio entre la eficacia, la comodidad y la seguridad. Aquellos consumidores que deseen un nivel de acceso óptimo deberán aceptan mayores riesgos, mientras que otros decidirán que el precio a pagar es demasiado alto.

¿Qué nos deparará el futuro? ¿Son nuestras preocupaciones exageradas o las expectativas sobrevaloradas? «El desarrollo inmobiliario y el diseño urbano siempre se han basado en descubrir nuevas maneras de mejorar el diseño, la construcción y el funcionamiento de nuestros hogares, edificios y ciudades», confirma Beets. «La digitalización simplemente facilitará y optimizará nuestros objetivos». 

Photos: Shutterstock/Fotolia