We use cookies to adapt this website to your needs as well as to improve our services. The further use of the website is understood as consent to our regulations on cookies.

Tendencias de inversión en 2019: los mercados inmobiliarios siguen siendo atracti

La incertidumbre global hace peligrar el crecimiento económico, y una desaceleración parece inminente. No obstante, los inversores inmobiliarios todavía pueden encontrar opciones atractivas para invertir en 2019, especialmente en las ciudades B de Alemania.

comparte este artículo:

Aunque las expectativas económicas se están rebajando a nivel mundial, el auge de los mercados inmobiliarios europeos no ha finalizado. Los tipos de interés en la eurozona siguen en niveles históricamente bajos. Las tendencias de evolución demográfica y desarrollo urbanístico apuntan a que, a largo plazo, los bienes inmuebles de calidad seguirán siendo escasos en ciudades importantes.

Incluso países como Irlanda y España, antiguamente en crisis, están volviendo a atraer la inversión. En Dublín y Madrid, por ejemplo, está previsto que los inmuebles residenciales multifamiliares generen rentabilidades de entre un 5% y un 7% en los próximos cinco años, tal y como refleja nuestro reciente informe INSIGHT.

 

Los inversores pueden evitar los recientes incrementos de precio aplicando estrategias como centrarse en nichos de inversión específicas o aumentar sus inversiones en proyectos de desarrollo de activos “core” y ciudades B. Sin embargo, crece la incertidumbre sobre cómo evolucionará la economía, especialmente debido al creciente proteccionismo y las imprevisibles consecuencias del Brexit.

Volatilidad de los mercados bursátiles

La latente guerra comercial entre China y Estados Unidos amenaza el crecimiento de la economía y podría ocasionar enormes turbulencias económicas y políticas a nivel mundial. El encarecimiento de los aranceles podría provocar una subida de precios, reducir el gasto de los consumidores y los beneficios de las compañías, y poner en peligro puestos de trabajo, especialmente en economías altamente dependientes de las exportaciones. En EE.UU., las importaciones de China podrían encarecerse dando lugar a un rápido aumento de la inflación.

Los factores de riesgo en una guerra comercial también tienen efectos impredecibles sobre los tipos de cambio y los flujos de capital. Las consecuencias para la industria alemana de la automoción también podrían ser muy graves. Un encarecimiento de los aranceles de importación de los automóviles procedentes de la UE tendría un impacto masivo sobre los fabricantes.

La volatilidad de los mercados bursátiles refleja la incertidumbre global. A finales de 2018, Wall Street vivió una ola de ventas. En el transcurso del año, el índice Dow Jones perdió un 5,6%, su peor resultado desde 2008. Otros mercados también sufrieron grandes pérdidas: el DAX, por ejemplo, retrocedió un 18,3% durante el ejercicio, y el Nikkei cayó un 12,1%.

Ciudades B en auge

“Tras el Brexit, los inversores canadienses y estadounidenses estarán más dispuestos a invertir en Europa continental que en el Reino Unido”, asegura José Pellicer, Responsable de Inversiones de PATRIZIA.

José Pellicer recomienda que los inversores “se centren más en los mercados regionales que tengan indicadores económicos positivos en lo que respecta al sector inmobiliario y se aseguren de trabajar con un asesor que conozca el mercado local”.

Las condiciones del mercado están obligando a un creciente número de inversores a interesarse más en las ciudades B de Alemania – como, por ejemplo, Augsburgo, Jena, Karlsruhe y Mainz. Estas ciudades presentan la ventaja de albergar pequeñas y medianas empresas orientadas a la exportación (las famosas Mittelstand de Alemania). Cerca de dos tercios de todos los empleados de oficina de Alemania trabajan fuera de las 7 ciudades más importantes.

José Pellicer reconoce hasta cierto punto que “Muchas ubicaciones B tienen un atractivo potencial de desarrollo. No obstante, hay que tener cuidado con la liquidez. Es necesario compensar a los inversores por el riesgo adicional de liquidez que puede derivarse de invertir en dichas ubicaciones”.

 

Photo: Getty

comparte este artículo: