We use cookies to adapt this website to your needs as well as to improve our services. The further use of the website is understood as consent to our regulations on cookies.

Oportunidades y riesgos de consolidación

El mercado de inversión inmobiliaria está iniciando una fase de consolidación – pero los inversores pueden aprovechar esta tendencia.

comparte este artículo:

En la última década se han producido grandes cambios en el mercado de inversión inmobiliaria. En el pasado, este sector estaba bastante compartimentalizado y tenía un enfoque principalmente regional y unos pocos operadores globales. Hoy en día está dominado cada vez más por proveedores que están presentes en más regiones y siguen expandiéndose. Además de las firmas internacionales de inversión, los especialistas en nichos de productos se están haciendo con una cuota de mercado aún mayor. 

Consolidación en el rango medio

Muchas de las firmas de inversión medianas están creciendo hasta convertirse en multinacionales o en proveedores especializados en nichos de productos. “En el rango medio, probablemente nos encontramos todavía al comienzo de un proceso de consolidación”, afirma Anne Kavanagh, Directora de Información de PATRIZIA Immobilien AG. “El proceso de maduración de un sector va siempre acompañado de una consolidación, y eso es lo que está ocurriendo actualmente en el sector inmobiliario”, añade. 

La tendencia de consolidación es atribuible en parte a la situación económica: tanto en las ciudades como en las regiones en expansión existe un marcado crecimiento de la demanda de inmuebles motivado por un flujo continuo de inversores atraídos por el entorno de bajos tipos de interés. 

La tendencia de consolidación está reforzada por los costes y riesgos tecnológicos, así como por las presiones regulatorias que recaen sobre las firmas de inversión en forma de multitud de requisitos en materia de compliance: por ejemplo, los relativos a seguridad de la información y protección de datos. Otro factor importante es la digitalización, con motores de innovación como big data, blockchain, Internet de las Cosas y los edificios inteligentes. No obstante, las grandes firmas de inversión en su conjunto se pueden beneficiar de las economías de escala en este sentido y superar así los retos con mayor facilidad que los competidores de menor tamaño.

Existe una demanda de sociedades de gestión inmobiliaria con experiencia internacional

La consolidación es en gran parte consecuencia del comportamiento de los inversores, que exigen más a sus sociedades de gestión inmobiliaria y esperan obtener un asesoramiento más internacional. No obstante, dado que tienden a trabajar con menos gestoras que antes, prefieren a aquéllas que puedan ofrecer experiencia y conocimientos relevantes a nivel internacional y en diferentes sectores. Los inversores también tienden a confiar en sociedades de gestión inmobiliaria que, hasta cierto punto, han “crecido” junto a ellos y han demostrado su capacidad de conseguir aumentar los volúmenes de inversión. Los inversores esperan también una amplia selección de servicios, así como opciones de diversificación e inversión en todos los sectores, mercados, estilos de inversión y clases de riesgos, desde “Core” hasta Valor Añadido pasando por Oportunista.

Hoy en día, el mayor reto para las sociedades de gestión es probablemente identificar y seleccionar productos atractivos, dada la escasez generalizada de activos como consecuencia de la llegada masiva de inversores. Prever los futuros flujos de capital ha pasado a ser también más difícil, debido al actual entorno de tipos de interés bajos y la incertidumbre política existente en algunas regiones (léase el Brexit). Y todo esto se produce en un contexto en el que desarrollar estrategias de inversión para el sector inmobiliario en su conjunto ya se ha convertido en algo mucho más complicado. 

Centrándose en la independencia

Para los inversores, las fusiones y adquisiciones están consiguiendo que el mercado sea más transparente y fácil de sondear. Por otro lado, la consolidación aumenta el riesgo de que las sociedades de gestión inmobiliaria pierdan su independencia y se vean envueltas en conflictos de interés. Si forman parte de un grupo de sociedades grande, es posible que tengan que vender productos que beneficien principalmente al grupo en lugar de al cliente. En casos como este, no es posible asesorar a los clientes con independencia.

Las sociedades de inversión con propietarios independientes, por otro lado, actúan en interés de los inversores: seleccionan productos que ofrecen a sus clientes oportunidades atractivas de inversión, diversificación y rentabilidad.

Vocación internacional y local

Al adquirir Rockspring, TRIUVA y Sparinvest Property Investors, PATRIZIA ha reforzado su posición en el mercado como proveedor global de servicios inmobiliarios en Europa y ha internacionalizado aún más su negocio. Como consecuencia de estas adquisiciones estratégicas, los inversores inmobiliarios tienen ahora acceso a una selección de productos más amplia y pueden realizar inversiones aún mejores en toda Europa en nuevos mercados, clases de activos y perfiles de riesgo. Esto significa que mientras PATRIZIA cuenta con presencia local y expertos in situ, también puede ofrecer inversiones inmobiliarias por toda Europa en un contexto global. 

 

Fotos: Getty 

comparte este artículo: